CLUB DE VINOS CIUDAD REAL

AsCuViCR

CLUB DE VINOS CIUDAD REAL

AsCuViCR

CLUB DE VINOS CIUDAD REAL

AsCuViCR

¿SABÍAS QUE?

Añada

Seguro que has leído la frase Cosecha del… o similar en la etiqueta de muchas botellas. Esta expresión se completa con el año, de ahí su significado, y nos indica cuándo fueron recolectadas las uvas en una determinada zona para la elaboración del vino. Este es un dato importante ya que nos puede aportar
información sobre la calificación del vino que vamos a degustar.

El vino, al ser un producto totalmente natural no mantiene unas características de sabor, aroma o textura iguales con el paso del tiempo ya que inciden factores como la climatología o el suelo, de ahí que cada añada pueda recibir una calificación distinta. En España, dicha evaluación la realizan los Consejos Reguladores, en los que está representado el propio sector elaborador.

Barrica

Es el recipiente de madera que se utiliza para la crianza del vino. En un principio, el uso de la barrica de madera respondía principalmente a una necesidad de conservación, almacenaje y transporte del vino, sin embargo con el paso del tiempo se comprobó que la madera con la que se fabricaba la barrica también aportaba al vino una serie de particularidades que modificaban lentamente su sabor, aroma y textura.

  Envejecimiento

El tiempo que ha pasado en una barrica o en la misma botella antes de salir al mercado. El tiempo mínimo que tiene que estar el vino dentro de la barrica para así impregnarse de los sabores y aromas que aporta la madera está definido por el Consejo Regulador de su Denominación de Origen.
En función del tiempo que se mantiene el vino dentro de la barrica en contacto con la madera, sus cualidades se alteran, de ahí que existan diferentes denominaciones según su envejecimiento:

  • Vino Joven. Generalmente se comercializan y consumen durante su primer año de vida. No ha pasado por madera y si lo ha hecho ha sido un tiempo muy corto. El líquido extraído de la uva pasa directamente del depósito de acero inoxidable donde se fermenta a la botella, saltando el paso por barrica.
  • Roble. Estos vinos sí que pasan un tiempo en barrica, aunque este periodo es bastante corto. Aun así, estos tipos de vino nos ofrecen el sabor afrutado de un vino “joven” con el aroma de su paso por la barrica que, aunque sea breve, es efectivo.
  • Crianza. Es un vino con un mínimo de dos años naturales, de los cuales permanece al menos un año en barrica y el resto en botella hasta su comercialización.
  • Reserva. Envejece durante al menos tres años antes de su comercialización, permaneciendo al igual que el crianza durante 12 meses en barrica y el resto en botella.
  • Gran Reserva. Es un vino de altísima calidad elaborado a partir de las mejores añadas, que envejece durante cinco años, de los cuales permanece como mínimo dos años en barrica y tres en botella.

Actualmente se usan diferentes tipos de madera en la construcción de las barricas, entre las que destaca la madera de roble que ayuda a suavizar la textura del vino y estabilizarlo, agregando diferentes sabores y aromas como la vainilla, caramelo, coco, humo, tostado, etc. características que suelen venir reseñadas en
la etiqueta de las botellas de vino. Dentro de las variedades de roble sobresalen el francés y el americano.
Las barricas tienen una capacidad de 220 litros, aunque también existen de 225 litros y se denomina «barrica bordelesa».

 Cata

Cuando hablamos de una cata, nos referimos a la degustación del vino a través de los distintos sentidos para apreciar sus cualidades. Nuestra definición se basa en una prueba subjetiva en el ámbito común de cualquier persona que disfruta del vino, sin embargo, el término catar está relacionado también con una valoración más técnica y analítica que realizan catadores profesionales y que siguen una serie de pasos establecidos para anotar posteriormente sus impresiones y valorar objetivamente las características organolépticas del vino.